22 de diciembre de 2016

Reseña #61 | Prohibido | Tabitha Suzuma


"No quiero ponerle un nombre. Me niego a poner etiquetas que estropeen el día más feliz de mi vida. El día en que besé al chico que siempre ha estado en mis sueños pero al que nunca me he atrevido a ponerle cara. El día en que por fin dejé de mentirme a mí misma, en que dejé de fingir que el amor que sentía por él era de una clase concreta, cuando en realidad abarca todas las categorías de amor posible. El día en que finalmente nos libramos de nuestras ataduras y nos abandonamos a los sentimientos que durante tanto tiempo habíamos negado sólo porque somos hermanos." (pág. 161)



  ✏☑ HISTORIA
 
Lochan y Maya siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de cuidarlos de su madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, los dos jóvenes deben hacerse cargo de sus tres hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales, porque ninguno de los dos es mayor de edad. La responsabilidad que comparten y las dificultades a las que se enfrentan les unen, hasta empujarlos a enamorarse. Ambos saben que su relación está mal y que no debe continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción que los domina.

   ✏◫ PERSONAJES
 
Empiezo a leer, y Lochan se convierte de inmediato en uno de mis protagonista favoritos. Es el clásico personaje de expresión distante y atormentada, un niño que ha tenido que crecer demasiado rápido e incapaz de relacionarse con la gente de su edad porque ha desarrollado una fobia social que le impide hablar en público. Pero, a pesar de ser el "rarito" de la clase, es bastante popular entre las chicas y saca notas altísimas. Su hermana Maya, por el contrario, es una persona más optimista, aunque esté atravesando por la misma tristeza adulta que su hermano. De modo que hacen una pareja perfecta y adorable. Pero la novela no se centra únicamente en la pareja protagonista. Todos los hermanos me parecen personajes bastante interesantes. Para empezar, los niños pequeños -Tiffin y Willa- son monísimos. Y después, está Kit, el adolescente rebelde que se siente incomprendido y solo.

Gran parte de la novela analiza la relación entre todos los hermanos y cómo sobreviven a las dificultades con una madre ausente y un padre que ha olvidado a sus propios hijos. Porque sí, su madre es todavía más despreciable de lo que me esperaba, pero su padre no me parece mejor persona. Por otro lado, ¿dónde están los abuelos y el resto de la familia? He aquí uno de los principales errores que le he encontrado a la novela. La autora ni siquiera te explica por qué no tienen abuelos, ni tíos... ni más familia. Sólo menciona en una ocasión a un tío materno que vive demasiado lejos. Por otro lado, nada explica que los profesores no se hayan dado cuenta de la situación que viven los cinco hermanos, porque resulta más que evidente y nadie avisa a servicios sociales. Hay muchísima dejadez y pasotismo por parte de los adultos para que la trama pueda fluir. Al final, todo resulta demasiado poco creíble.

   ✏☑ NARRATIVA

La novela está escrita en primera persona del presente, alternando de narrador entre Lochan y Maya. Un detalle que siempre me gusta muchísimo, sobre todo cuando se trata de novelas románticas. Por otro lado, la prosa es bastante amena y el lenguaje no resulta nada complicado. Pero, lo mejor de todo, es el modo en que describe las emociones de ambos, porque resulta imposible no sentir exactamente lo mismo que ellos. Después de todo, el sentimiento de amor es igual para todos. Y eso convierte a este libro en una lectura desgarradora con la que, sin duda, sentirnos identificados.


   ✏⬜ CONCLUSIÓN
 
Sinceramente, aunque el desenlace es de lo más pausado, la relación entre los hermanos se soluciona demasiado pronto. Lochan y Maya siempre han tenido una conexión muy especial y se han sentido más amigos que hermanos. Al contrario de lo que muchos puedan pensar, no se enamoran debido a sus problemas familiares, su amor no es el fruto de ningún trauma. Se quieren y punto, como cualquier otra pareja del mundo. Así de simple. Lo que no me ha gustado es que, de repente, ambos se dan cuenta de que están enamorados. Sin más. Sus emociones explotan al unísono, de modo que se echa de menos la clásica incertidumbre de dos enamorados que se tantean el uno al otro durante un tiempo antes de confesarse. De acuerdo, el roce hace el cariño -y algo más-, pero no de un día para otro.

Pensaba que la novela se centraría únicamente en ese conflicto interior por el que se rechazan a sí mismos, pero a mitad de novela la única preocupación de los hermanos es ocultarle al resto del mundo que se desean por miedo a las consecuencias. Deseaba que todo avanzase más rápido porque necesitaba saber cómo terminaba su historia de amor prohibido y poco más. Además, la autora deforma la personalidad de Lochan en más de una ocación para provocar cierta tensión en el ambiente, pero esa situación tampoco dura mucho y sólo sirve para que haya odiado a su personaje por el modo en que trata a su hermana, considerando que su amor es repugnante y enfermo. En otras palabras, Lochan se comporta de forma despreciable, creando falsos conflictos porque la novela no daba para mucho más. Supongo que esos arrebatos le hacen más humano, pero su discurso me ha cabreado. De modo que, a mitad de novela, estuve a puntito de hacer una lectura rápida del resto del libro porque me aburría bastante. Por suerte, la autora rectifica a tiempo, y el resto de la historia está orientada a la convivencia con sus otros hermanos.

En mi opinión, la novela habría sido igual de interesante en un ambiente más habitual, sin necesidad de que su madre fuera una sinvergüenza. En definitiva, si te apecete un drama romántico con el que cabrearte y llorar de rabia e impotencia, adelante. Pero el final es de lo peor que he leído últimamente. Muy emotivo, pero poco creíble e innecesario. No sé si amar este libro u odiarlo con todas mis fuerzas.

   ✏◫ AUTORA
 
Me encanta cómo escribe Tabitha Suzuma, admiro su talento como escritora porque describe el mundo que nos rodea de una forma casi poética. Además, es una de esas autoras que sabe cómo hacer sufrir al lector con las desgracias de unos personajes demasiado realistas. El problema es que abusa de ese poder. Y por esa razón, estoy muy enfadada con ella. ¿Por qué es tan cruel?

   ✏☑ EDICIÓN

No ha sido mi primera experiencia con la editorial OZ, pero he quedado tan encantada con la edición como la última vez. La cubierta es de tapa blanda, pero de las que no se arrugan después de una lectura. El precio es bastante razonable, sobre todo teniendo en cuenta que no se trata de un libro precisamente pequeño. Y por último, la traducción de Marisa Catalá es formidable. En definitiva, una edición muy satisfactoria.


Nº de coRAZONES
Más información en ozeditorial.com

2 comentarios:

  1. Gracias por tu recomendación, la tendré en cuenta cuando quiera leer algo de este género. Besos

    ResponderEliminar
  2. Holaa!
    Me leí este libro este verano y coincido contigo en todo. Para mi uno de los puntos más débiles del libro fue el final porque según mí opinión se le fue la pinza totalmente a la autora.
    Me ha gustado mucho tu modo de hacer las reseñas.
    Un beso =)

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.