22 de abril de 2017

Reseña #118 | No soy un monstruo | Carme Chaparro


"Detrás de ese cristal hay una cortina. Y detrás de esa cortina están colocando el ataúd de tu hijo. Al cabo de unos segundos alguien descorre la tela. Y entonces lo ves. Al otro lado del cristal. Solo. Solo ya para siempre. Y sola tú también, en el lado contrario. En el lado equivocado del cristal."


   ✏◫ HISTORIA

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro. Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

   ✏⬜ PERSONAJES

Hay personajes que construyen grandes novelas y novelas que construyen personajes del montón. Quiero decir, los personajes aparecen únicamente porque son necesarios para que la trama avance, pero ni tienen carisma ni esconden una historia personal de interés. Resumiendo y por abreviar, todos los personajes que desfilan por esta novela, me son igual de indiferentes. La historia familiar de Ana Arén es tan irrelevante que sólo sirve para ralentizar el ritmo de la historia principal.

Por otro lado, abundan las pequeñas incoherencias. Ejemplos: La propia jefa de la investigación le filtra información a su amiga periodista poniendo en peligro su puesto de trabajo y la investigación de un niño desaparecido. Un informático que, según parece, resulta ser uno de los mejores en su campo, necesita la ayuda de una anciana para crear un programa de última tecnología. No sé, no acabo de sentirme cómoda con estos protagonistas.

   ✏☑ NARRATIVA

Durante las primeras páginas, me encontré un baile de narrativas bastante desconcertante. Un capítulo está escrito en primera persona del presente, el siguiente en tercera persona del pasado, el siguiente en primera persona otra vez, pero en pasado. Finalmente, la autora se decide a escribir los capítulos dedicados a la periodista Inés en primera persona del pasado y los dedicados a Ana en tercera persona del pasado. En mi opinión, como primera novela está bien, pero creo que le queda mucho recorrido, aunque la prosa es muy correcta. A medida que avanza, da la impresión de que se va soltando con la pluma y la estructura de las frases es mucho más fluida.

   ✏◫ CONCLUSIÓN

Mi principal opinión de esta lectura es que me he aburrido un montón porque la trama no ha captado mi atención en ningún momento. Al contrario, la autora se entretiene con historias secundarias que no me han gustado nada. La historia en sí, no está mal, pero es del montón. Como primera novela es un inicio prometedor, pero le faltan muchos ingredientes para destacar como novela negra.

Por otro lado, se producen demasiadas casualidades cuyo único propósito es despistar al lector, cosa que no me acaba de convencer. No soy un monstruo juega siempre al engaño, pero valiéndose de circunstancias forzadas.

En cuanto al final, digamos que no me ha disgustado. Creo que el cierre que le ha concedido a esta novela funciona bastante bien, aunque podrían pulirse más algunos detalles. El desenlace me ha convencido, pero hay algo en su manera de contarlo que me ha dejado fría e indiferente. De modo que la historia me ha parecido correcta, pero carente de emoción. Dicho de otra manera, no me ha parecido una mala novela, aunque a mí no me haya gustado.

Por cierto, soy de esas personas que, antes de comenzar cualquier lectura, siempre se leen los agradecimientos que aparecen en las últimas páginas. Un pequeño consejo si vosotros también tenéis esa costumbre: no leáis la nota final del editor antes que la novela porque os enteraréis de cómo acaba la historia y de quién se esconde tras el apodo de Slenderman. Tal cual.

   ✏⬜ AUTORA

Carme Chaparro es periodista, con una amplia y consolidada carrera como presentadora y editoria en informativos de televisión. Desde hace veinte años está al frente de las principales ediciones informativas del grupo Mediaset, en Informativos Telecinco y Noticias Cuatro, espacios para los que ha cubierto los acontecimientos nacionales e internacionales más destacados de las últimas dos décadas.

Su pasión por la lectura se ha traducido en pasión por escribir. Carme ha compaginado su trabjo en televisión con colaboraciones como columnista para las revistas Yo Dona -en la que tiene un espacio semanal- GQ y Mujer Hoy. Actualmente también escribe su propio blog en Yahoo. No soy un monstruo es su primera novela.

   ✏☑ EDICIÓN

La edición de Espasa está bastante bien, sobre todo porque la cubierta me gusta mucho. Hace que el libro sea bastante atractivo a primera vista. En general, contiene un par de erratas sueltas, pero por lo demás, han realizado todos un buen trabajo.


tres de seis : ligeramente entretenido

3 comentarios:

  1. Al final lo voy a dejar pasar, no termina de convencerme.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. No sabía nada de este libro, gracias por la crítica =)

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8/5/17 9:13

    hay gente que opina que esta novela es una respuesta "blanda" a la trilogia best seller de dolores redondo.
    Que la chaparro es una vendida y su novela un encargo barato para contrarrestar el hecho de que la novela de la redondo esta basada en hechos reales... que a determinadas personas no les interesa sean divulgados como reales... pues...
    la ficcion no debe representar la realidad violenta que se oculta en españa, sino otras gilipolleces chaparriles.

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Recuerda que los comentarios no son un tablón publicitario. Gracias.