11 de enero de 2018

Reseña #234 | Anochece en los parques | Ángela Armero



⠂Título original: Anochece en los parques
⠂Autora: Ángela Armero
⠂Editorial: Montena
⠂Año: 2016
⠂Género: Juvenil, Drama, Romance
⠂Páginas: 256
⠂Saga: Autoconclusivo
⠂Precio: 16.95€
⠂ISBN: 9788490436530

⠂Premio Jaén de Narrativa Juvenil 2016



Laura es una adolescente deprimida que se considera a sí misma defectuosa de fábrica y es víctima de los miedos más irracionales. Siempre ha sufrido ataques de pánico, pero desde la muerte súbita de su hermano, su estado no ha hecho más que empeorar. A pesar de que lleva dos años en tratamiento psiquiátrico, el drama familiar ha sido el escenario perfecto para que Laura alimente una relación de absoluta dependencia con sus padres. Y por si todo esto fuera poco, Laura también es víctima de bullying en el instituto. Su único amigo es Javier, un estudiante de último año. Popular, atractivo e inteligente, Javier era el mejor amigo de su hermano y se siente obligado a cuidarla.

<<Si hay algo que me gusta más que el aroma
de los libros antiguos es el de los libros nuevos.>>

Como no podía ser de otra manera, a Laura le encanta leer, especialmente novelas románticas. De hecho, los libros son su único consuelo, aunque ella misma reconoce que lo "malo" de leer tanto es que te vuelves un poco fantasioso. Curiosamente, su vida cambiará como por arte de magia. Cuando Laura quiere esconderse del resto del mundo, acude a la biblioteca. Y uno de esos días, conoce a Alexei, un chico misterioso del que no sabemos absolutamente nada. Solo que le gusta leer tanto como a ella.

Laura y Alexei se enamoran a primera vista, pero este amor instantáneo no hay quien se lo crea. Resulta que, después de todo, Alexei es un niño muy dulce y romántico. Pero, para empezar, por muy infantil que sea su concepto del amor, no entiendo por qué se ha fijado en Laura, si supuestamente es una chica que pasa totalmente desapercibida. Por otro lado, Laura se enamora de él porque es un chico muy atractivo. Así de simple. Y a partir de ese momento, Alexei es lo único que le importa y se olvida incluso de sí misma. ¡Hay más mundo fuera de tu novio!
 
<<A veces, lo más difícil en esta vida es respirar.>>

En cierta medida, creo que refleja bastante bien lo fanático que puede llegar a ser el amor adolescente cuando idealizamos demasiado a la otra persona. Sin embargo, el desarrollo que le concede a la ansiedad crónica de Laura no se ajusta demasiado a la realidad. Por supuesto, el amor puede ser un factor decisivo en la recuperación de una persona deprimida, pero los ataques de pánico no desaparecen de un día para otro por muchas mariposas que tengas en el estómago.

Mi principal problema con esta novela es que idealiza demasiado un amor que es tóxico para sus seres queridos. Porque Alexei y Laura viven un amor de cuento de hadas sin atender a las consecuencias y pasando deliberadamente de los sentimientos ajenos. Y de los suyos propios, porque Alexei esconde un secreto que pondrá en peligro una relación tan sólida que se rompe cada dos por tres. Es decir, que ambos protagonistas son un par de irresponsables. Por ejemplo, me parece de traca que Laura no avise a sus padres cuando va a pasar una noche fuera de casa.  

<<He descubierto que los problemas no desaparecen por mucho que hables de ellos; es más, creo que crecen, como cuando haces un dibujo y sombreas los contornos.>>

Por otro lado, el triángulo amoroso me ha parecido tan predecible como innecesario. Y lo más divertido de todo es que Laura no se lo esperaba porque el tercero en discordia nunca me ha dicho o ha hecho nada que me haga pensar que le guste. ¿Y cómo podría, si soy una solitaria, llevo estas pintas y no sé maquillarme? Efectivamente, habéis leído bien. No puedes gustarle a un chico si eres solitaria y no sabes maquillarte. (A estas alturas ya me habían entrado ganas de tirar la novela por la ventana.) A lo largo de toda la novela me he encontrado un puñado de expresiones con las que no estoy de acuerdo, más aún teniendo en cuenta que la edad recomendada es a partir de los 12 años.

Por cierto, ¡me encanta! (sí, es sarcasmo) cómo resuelven el tema del bullying. Básicamente, el trío se busca a otra chica de la que reírse y Laura mira para otro lado porque le importa un comino mientras que a ella la dejen tranquila. ¡Con un par cuadrados! El mensaje que transmite ese tipo de actitud es realmente HORRIBLE. ¿Cómo puede una persona compadecerse tanto de sí misma y no sentir absolutamente nada cuando otra persona se encuentra en su misma situación? Entiendo que no hagas nada por miedo, pero es que ¡ni siquiera le concede importancia!

<<Si bien no aspiro a ser perdonado (no soy tan ingenuo),
al menos me gustaría ser comprendido.>>

La novela está dividida en tres partes. La primera y la tercera narradas por Laura y la segunda por Alexei. La segunda parte, que nos cuenta la historia del chaval desde su punto de vista, es con diferencia la parte más aburrida y absurda de todas. Cada una de las decisiones que toma me parece un auténtico despropósito sin pies ni cabeza. En general, toda la novela está salpicada por un sinfín de sinsentidos. Como, por ejemplo, que los adultos sean meros espectadores en la vida de su propia hija. ¿Pero es que a nadie se le ha ocurrido intervenir para que la situación de Alexei no sea tan desesperada? ¡Venga ya! En este caso, el drama es un exceso totalmente injusficado. 

<<No sé si dejamos de ser niños alguna vez, niños perdidos en un paisaje extraño, en una ciudad ajena, que no sabemos volver a casa. Quizá el amor sea encontrar esa persona que te permite mostrar al niño asustado que llevas dentro y que te abraza y te acuna y te convence de que todo irá bien.>>


En conclusión. Una historia del montón que da vueltas sobre sí misma y nunca llega a ninguna parte. Podría haber contado lo mismo con menos páginas. Los enredos son demasiado absurdos y el desenlace no resuelve absolutamente nada. Los problemas de Laura y Alexei tienen muchas soluciones factibles, pero ambos se limitan a dejar pasar el tiempo con la esperanza de que las cosas se solucionen solas. Pero no lo hacen.

Nota: dos de cinco

6 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!
    Vaya tela marinera... Yo que venía con toda la ilusión del mundo y me encuentro traspiés por doquier.
    No sé con cuál de los dos quedarme, si con Laura o con Alexei. Me parece genial que a ambos les encante leer, pero eso no es un punto fundamental para que caigas in love en ese preciso momento. Al primer día, como quien dice.
    Hay muchos puntos que me chirrían al igual que a ti. Si el tema del bullying está sujeto con pinzas aquí ya tiene un mini negativo. Si ese acoso de deriva a otra persona y en vez de ayudarla se pasa absoluta y completamente de ella otro puntazo negativo. Si los traumas que tiene Laura se le quitan rápido y corriendo, que me de su receta mágica o el número de su psiquiatra. Igual necesito que me haga un chequeo igual de rápido.
    Quizá lo que discrepo, siempre teniendo en cuenta que no me he leído la novela y que estoy interpretando lo que leo sobre tu opinión, es tener que tomar en cuenta lo que sientan/piensen/crean los demás sobre tu relación y la de otra persona. No sé si lo he interpretado del todo bien. Yo cuando empecé a salir con mi chico el segundo día de quedar en vez de volver a casa a las doce de la noche (y te estoy hablando teniendo 20 años) eran como las dos/tres de la mañana y mi madre estaba llamándome al móvil una y otra vez. Mensaje, llamada, mensaje, llamada. Y así sucesivamente hasta que le respondí que estaba bien. Nunca me ha gustado dar explicaciones, y digamos que siempre he sido un espíritu libre porque nunca le he dado motivos a mis padres como para que piensen que soy una irresponsable o una descerebrada que cojo mis bártulos y me marcho sin decir ni pío. Ella sabía lo esencial, con quién estaba. Creo que en ese sentido estoy más con Laura, porque creo que es como yo. No le gusta dar explicaciones, ni tampoco las pide. O sí, no lo sé. Ya te digo que no me he parado a leerlo y quizá he idealizado demasiado la novela solo por su exterior.
    Me alegro haberte leído porque si que hay cosas que me chirrían. Alexei no me ha caído bien. No del todo. Necesitaría conocerle más. Laura es otro punto y a parte. Tendría que ver como lleva su psique y a partir de ahí decidir como me cae.
    Después de esta reseña me replanteo seriamente leerla. No por nada, sino porque puede que los personajes me saquen de quicio y quiero empezar bien el año sin dar 1 estrellita a ningún libro jajajaja.
    Gracias por compartir tus impresiones tan sinceras, ¡ojalá todos fueran así! :D
    Un besazo guapa, y feliz 2018 ❤

    Etérea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, lo primero, ¡gracias por este mega comentario! :O Y claro, voy a explicar un poco más los puntos que destacas ^^

      Verás, cuando Laura sale de noche y no dice nada a sus padres me ha parecido mal porque sus padres no saben dónde está ni con quién. Laura es una persona que ni siquiera suele salir de día y, de pronto, desaparece una noche entera. Me parece irresponsable porque, con el historial psicológico de la chica, sus padres pueden llegar a pensar que se ha suicidado y pasan una noche horrible buscando a su hija por todas partes.

      También es cierto que no siempre hay que tomar en cuenta lo que sientan/piensen/crean los demás sobre tu relación. Pero ya no hablamos de buscar su aprobación, me refiero precisamente a comportamientos como el anterior. Hay que tener en cuenta que Laura no es una chica "normal" y, como no le cuenta la verdad a nadie, la preocupación de sus padres y de su mejor amigo es extrema y sincera. No es que juzguen su relación, es que ni siquiera saben en qué anda metida.

      Mientras leía la novela pensaba lo mismo que tú, yo también quería su receta mágica porque tenía "brotes de normalidad" de la noche a la mañana. ¡Qué envidia!

      Si al final te animas con su lectura, espero que encuentres más puntos positivos y disfrutes con la historia, porque ya veo que tenías muchas, muchas ganas de este libro.

      Un besazo, y feliz año :)

      Eliminar
  2. He leído libros con temáticas tristes y aunque los disfruto me hacen pasarlo realmente mal así que últimamente intento evitarlos y este por todo lo que comentas lo descarto.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  3. Hola! Al ver la portada me he puesto a leerte pensando que no era para mí. Y la verdad es que con lo que cuentas de la trama he dicho "anda, pues igual estaba equivocada" pero siguiendo con tu reseña he visto que no, que este libro no es para mí. Cuando leo libros en los que aparecen problemas que cualquiera podría tener o alguna enfermedad, me gusta que se profundice en ella, no por morbo por saber que les pasa, sino porque de esa manera me meto en la piel del personaje. Por lo que cuando se usan temas así serios pero de manera "frívola" ya me mosquea porque parece que quita importancia a los que de verdad tienen que soportar esas cosas. Aparte de que si en una página está mal y a la siguiente está la mar de bien pues ya pierde también credibilidad para mí y creo que para cualquier lector. Con lo que dejo pasar este libro, la verdad es que hay muchos que me llaman más que este.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Holaaa, vaya, qué lástima que haya sido tan decepcionante este libro, me puso a pensar todos los puntos que mencionaste, lo del bullying, no me parece muy lógico haberlo sufrido y que luego te importe dos pimientos si alguien más lo sufre, y los triángulos amorosos innecesarios me exasperan ._.
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! ^^
    Me ha gustado la portada, pero creo que hasta ahí llega mi interés por este libro xD
    La sinopsis no me termina de llamar del todo, así que me parece que no es para mí. Y si dices que es una historia del montón, mejor no perder el tiempo con él. No creo que me gustase.

    Besos!

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Gracias.