13 de febrero de 2018

Reseña #244 | Soy (mala) buena | Ali Land



⠂Título original: Good Me Bad Me
⠂Autora: Ali Land
⠂Traducción: Concepción Gábana Rueda
⠂Editorial: Pàmies
⠂Año: 2017
⠂Género: Drama, Thriller
⠂Páginas: 320
⠂Saga: Autoconclusivo
⠂Precio: 19.95€
⠂ISBN: 9788416970360




La madre de Milly, una chica de quince años, era una trabajadora muy conocida en el refugio para mujeres. Como enfermera asesora, era el contacto principal de las mujeres que llegaban aterrorizadas para esconderse de sus peligrosas y violentas parejas. Muchas veces, ellas le confiaban la custodia de sus hijos con la esperanza de ofrecerles una vida mejor. Nadie sospechaba que la enfermera era en realidad una asesina en serie que secuestraba, torturaba y daba muerte a los niños.

Después de años siendo torturada física y psicológicamente, Milly denuncia a su madre. Aunque la quiere, sabe que la única manera que tiene de detenerla es delatándola a la policía. 

<<La traición más grande de todas es
la que proviene de tu propia sangre.>>

Para proteger a la menor, le dan un nuevo comienzo: una identidad diferente, un hogar con una familia de acogida acomodada, los Newmont, y una escuela privada exclusiva. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y la vida en su nuevo hogar se complica. Su padre de acogida, Mike, es un psicólogo especialista en traumas. Pero, como suele decirse, en casa del herrero, cuchillo de palo. Vamos, que su familia es un auténtico desastre. Su nueva madre, Saskia, es una mujer frágil que esconde un pasado oscuro lleno de secretos. Mientras que la hija de esta "feliz" pareja, Phoebe, no se alegra en absoluto de tener a una desconocida en casa, una vez más.
 
<<Mike me preguntó una vez qué quería de la vida. Aceptación. Esa fue mi respuesta. Aceptar de dónde vengo y quién soy, ser capaz de creer en que es posible volver a poner mi corazón en su sitio después de la forma tan extraña en que me lo retorciste.>>

La madre de Milly siempre le había dicho que nadie la querría y, ahora, su hermana de acogida le confirma esas palabras todos los días. Phoebe es una adolescente envidiosa y egoísta que necesita ser el centro de atención, tanto en la escuela como en su propia familia. Izzy y el resto de sus amigas, son un grupo de chicas guapitontas. Es decir, personas tóxicas e insensibles que convierten a Milly en el objetivo de todas sus burlas.
 
<<Uno puede perdonar muchas cosas
si necesita compañía.>>
 
Su única amiga y confidente es Morgan, una vecina que sufre su propio drama familiar. Aunque Morgan tiene menos años, Milly siente que puede confiar en ella desde un principio. Pero, ¿puede confiar en sí misma? A consecuencia de una infancia traumática, Milly ha perdido totalmente la perspectiva de la neutralidad y el complejo de culpa ha pasado a formar parte de su personalidad. Hacer terapia con Mike es una pérdida de tiempo, porque ella no se atreve a sincerarse con nadie. Ni siquiera consigo misma.

<<Debería sentirme afortunada, pero como realmente me siento es asustada. Asustada de descubrir quién y qué puedo ser. Asustada de que también ellos lo descubran.>>

Después de tantos años bajo la tutela de una asesina en serie, todavía escucha la voz de su madre en su cabeza y se siente controlada incluso en la distancia. Cuando Phoebe la convierte en una víctima de bullying, Milly tiene que sacar fuerzas de flaqueza, porque el maltrato al que está siendo sometida reafirma la crueldad que anida en su interior. Sabe que podría defenderse del acoso con el mínimo esfuerzo. Solo tiene que dejarse llevar, pero eso significaría que su madre le ha ganado la partida. Y ella es buena.

<<Prometo ser tan buena como pueda.
Prometo intentarlo.>>


A medida que el juicio de su madre se acerca, Milly también tendrá que enfrentarse al amor que sigue sintiendo hacia una madre psicópata de cuyo influjo, aun habiéndola entregado a la justicia, no sabe si podrá escapar. Y precisamente este conflicto interior, esa dualidad tan hiriente, convierte a Milly en una protagonista muy compleja cuya personalidad permanece dividida en dos hasta las últimas páginas. 

<<Poco a poco, poco a poco, dijo, tómate cada día según venga.
Son las noches lo que temo, quise decirle.>>

Por un lado, ha heredado lo "bueno" de su madre, ya que conoce todas las técnicas de manipulación posibles y siempre parece que ayuda a los demás cuando, en realidad, se está ayudando a sí misma. Por el otro, solo es una adolescente asustada que no desea parecerse en nada a una madre a la que todavía quiere. Y mientras decide quién es en realidad, tiene que preparar su declaración en un juicio que va a separarlas para siempre. ¿Será buena… o mala?

<<Los humanos tenemos una habilidad especial para recomponernos exteriormente; el interior es otro tema: es mucho más complicado.>>
 
Sinceramente, esta novela ha superado todas mis expectativas con creces. En mi opinión, la historia tiene poco de thriller trepidante y es más bien un drama con una pequeña dosis de suspense. Porque el ritmo narrativo es muy pausado. De modo que la evolución de los personajes ha sido desarrollada con muchísima calma y la dualidad de Milly ha recibido el trato (y las páginas) que se merece. No obstante, compensa esa ausencia de "acción" con alguna que otra sorpresa de última hora, más o menos predecible, pero no por ello menos interesante.

De modo que ESE final taaan impresionante me ha parecido una MARAVILLA, un desenlace perfecto que termina de construir un personaje tan ambivalente como Milly.
 
<<No le digo nada porque los secretos,
si se manejan con cuidado, pueden ser útiles.>>

Al margen de una protagonista inolvidable, me ha sorprendido cómo analiza el perfil del maltratador desde su punto de vista. A pesar de que Phoebe me ha parecido un personaje odioso hasta el final, la autora también nos muestra el origen de su comportamiento. Su hermana de acogida no es más que otra adolescente asustada que desahoga su rabia contra las personas que ella considera rivales. Como ya digo, su realidad no ha conseguido que la odie menos, pero sí me ha ayudado a comprender que las cosas nunca son blancas o negras. En el mundo, hay muchos tonos de gris.

<<Eso es lo que hace la pena: te envejece a la vez que te hace pequeño, te lleva a un estado en el que quieres que te mimen y te protejan del mundo.>>

Por último, a diferencia del ritmo narrativo, la prosa es tan fluida que se lee perfectamente de una sentada. Y se trata de un relato cercano, ya que está escrita en primera persona, como si Milly le estuviera escribiendo una carta de despedida a su madre. Por otra parte, las descripciones resultan más sutiles que explícitas, porque la autora no se centra en los detalles morbosos.
 
Creo que salta a la vista lo muchísimo que me ha gustado su prosa, a juzgar por todas las frases que he compartido esta vez. Y la verdad es que podría haber compartido otras tantas más, porque he subrayado medio libro.

<<La amabilidad duele más cuando estás destrozado.>>

¡Por cierto! Si todavía no habéis leído El señor de las moscas, ¡CUIDADO! Soy mala buena destripa el final de esa novela con todo lujo de detalles.


En conclusión. Un thriller drama arriesgado e impactante que describe con maestría la dualidad buena-mala de una víctima con una infancia traumática, así como el contexto que hace posible su decisión final. Teniendo en cuenta la psicología de todos los personajes, no se me ocurre un desenlace más apropiado.

Nota: cuatro y medio de cinco

5 comentarios:

  1. ¡Hola! Ahora mismo no tengo pensado leerlo pero me gustan algunas de las cosas que comentas y a lo mejor me decido a darle una oportunidad en otro momento. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me llama mucho la atención esta novela, tiene que merecer la pena conocer a una protagonista como esa y ver si al final será buena o mala ;)

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. Mi hija lo quiere leer así es que creo que compartiré lectura con ella y así comentamos porque pinta muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, no sabía muy bien de que trataba la novela pero ahora que te leo creo que no podría leer la novela porque no me gusta demasiado este tipo de novelas pero me alegra que a ti te haya gustado.

    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Otras que trama tiene! Pues no me había fijado en este título pero me has convencido. Me lo anoto
    Besos

    ResponderEliminar

Espero que el contenido de esta entrada te haya parecido interesante. Por favor, sé respetuos@ con los demás lectores y no hagas spoilers de ningún libro. Gracias.